sábado, 16 de junio de 2012

El principio de los tiempos

Normalmente cuando una se queda en estado de buena esperanza, es porque le lleva sonando un tiempo la alarma del reloj biológico, no quiere que se le pase el arroz y ha lobotomizado al futuro padre para que acceda a preñarla. Y el proceso es algo así como: "Venga cariño, que hoy estoy fértil, amos!" tres o cuatro días al mes. Cada retraso es un "¡Por fin!". Y se entra en un bucle infernal de sexo programado y falsas esperanzas hasta que llega el día en el que el predictor dice sí.

En mi caso, nada más lejos de la realidad. Un precioso día de octubre, me dirijo a mi revisión periódica de ovarios poliquísticos, después de un movidito verano de pruebas y cambios de medicación. Tenía una falta pero lo achaqué a la caipirinha hormonal que tenía en mi cuerpo después de tanto pastilleo, inyección de contraste (para la resonancia) y flash de relleno.
Ahí que me planto, en el potro de las torturas obstétricas esperando ver mis quistes, que tanto por saco habían dado ese año, y me dice el gine: "Señora lo que a usted le pasa es que está embarazada" Y yo, inocente de mi, le contesto (toda convencida de mí misma): "No, eso será un quiste, que a veces los tengo grandes." El médico me miró como Míster T miraba a Murdock y se fue a su mesa a mientras confirmaba el diagnóstico. Allí me quedé yo, en estado de shock, desnuda de cintura para abajo, con una pierna mirando a Toledo y la otra mirando a Sevilla, insistiendo en que era un quiste, mientras el médico, poseído por la niña del exorcista, echaba espumarajos por la boca y maldecía en arameo el día en que aceptó una plaza en un hospital en el que iba a estar rodeado de paletas, que no distinguen un embrión de un saco lleno de líquido.
Mi estado catatónico lo rompió la enfermera, cuando se asomó para decirme que ya me podía bajar, si quería. Me vestí y salí llorando como una imbécil de aquella consulta-Carrefour, entró una y salieron dos.

4 comentarios:

  1. jajajaja está bien eso de la consulta carrefour :))
    mejor quedarse embarazada de forma casual que no andar con el estrés de "cariño, hoy toca!", ufff.
    bienvenida a blogolandia, compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!

      Buscar es un estrés, pero por sorpresa es un shock. Que estuve días traumatizada. Eso sí, al padre le faltó escribírselo en la frente.

      Eliminar
  2. jaja, me imagino la cara del médico, "no, es un quiste que a veces los tengo grandes... "
    Bienvenida, me quedo por aqui. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, eso fue pa' verlo. El médico pensaría "lo que tienes como grandes como soles, son los cojones, hija" Pero yo insistí, encima.

      Besos y ¡gracias!

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.